jueves, 22 de diciembre de 2016

Las mejoras de las puertas de seguridad contra los robos

Durante años las puertas de seguridad han mantenido el mismo diseño se han actualizado pero más que todo con nuevos sistemas de cerraduras. Los ladrones especialistas también han inventado nuevas técnicas con las que pueden violar estos sistemas de seguridad mucho más fácil, sin ruido y sin hacer grandes daños en la puerta. Por lo que es necesario implementar mejoras que se adapten a los nuevos métodos de robo y poder luchar contra ellos.

Protección frente al método “bumping”

Una de las técnicas de robo más usadas actualmente, sobre todo por la proliferación de publicaciones y vídeos en Internet. Consiste en accionar el bombillo, haciendo saltar los pistones interiores a través de golpes a una llave bumping. No hace ruido ni deja rastros que la cerradura ha sido forzada, es muy difícil de demostrar la intrusión y actualmente se están haciendo mejoras para evitar las llaves “bumping”.

 Dispositivos de control de acceso

Estos son los sistemas llamados amaestramiento de servicio que puede ser con llave mecánica o con llave electrónica, la cual permite conocer que personas acceden y a qué hora. Para evitar su violación es necesario que la puerta de seguridad incorpore 2 cerraduras y bombillos independientes entre sí, para poder programar permisos de acceso y auditar quién ha entrado.

Detección de intrusión o detección anticipada

Se trata de reforzar la seguridad mediante la inclusión de detectores electrónicos trampa que avisan de un ataque violento, sabotaje e intrusión, no debilita la estructura de la puerta al menos al nivel físico.

La instalación de la puerta


Una puerta robusta requiere de un método de fijación igual de robusto, y lógicamente el paramento que la sostiene debe poder soportar el peso y tracciones que se suceden cada vez que la puerta se cierra.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Las calderas de calefacción

El tamaño para una caldera se determina por su “superficie de calefacción”, es decir el lado de la caldera que se encuentra en contacto con el fuego y gases calientes, medida por los humos que se realiza por metros cuadrados.
Clasificación de las calderas por su potencia
La clasificación de las calderas puede ser amplia, sin embargo, a continuación mencionaremos las clasificaciones de las calderas mediante sus potencias.
·      Calderas con potencia hasta los 25Kw. Estas calderas están destinadas al uso doméstico, y cubren las necesidades de viviendas y apartamentos donde la producción e agua caliente sanitaria se basa a un solo punto de consumo, como grifos de agua caliente, sin la necesidad de abastecer varios puntos.
·      Calderas con potencia de más de 25Kw hasta los 35Kw. De igual manera que la anterior es una caldera destinada al uso doméstico, ayuda a mejorar la cantidad de agua caliente que se produce sobre todo cuando se está pasando por temperaturas bajas. Este tipo de caldera es capaz de calefactor áreas de la vivienda más grandes y son compatibles con los circuitos hidráulicos de calefacción.
·      Calderas con potencia superiores a 35Kw y menor de 70KW.  Estas calderas se destinan por su potencia a instalaciones conocida como singulares o domesticas de tipo mediano. Este tipo de calderas debe disponer de un caudal importante de producción instantáneo que se combinan con depósitos externos y así abastecer varios puntos de consumo al mismo tiempo.
·      Calderas con potencias superiores a 70KW hasta los 250KW. Este tipo de caldera se destinan a sistemas de calefacción que involucren varias viviendas o edificios. De igual manera puede funcionar con sistemas de producción de agua caliente externa y calentar mediante intercambiadores de agua.

·      Calderas con potencias superiores a 250KW. Este tipo de caldera pueden cubrir cualquier tipo de necesidades residenciales, industriales o navales, está diseñada para atender cualquier tipo de proyecto de grandes dimensiones.